En lo que constituye una destacable iniciativa de participación ciudadana, la comunidad de la posta rural Alborada –dependiente del CESFAM Norte- y los encargados de este recinto pintaron un mural sobre cultivo de productos saludables.

“Se trata de un mural cuyo origen y sentido dice relación con transmitir y resguardar conocimientos, digna de ser mostrada dado el origen y sentido que tiene pudiendo ser considerada más adelante como una buena práctica en un sector rural”, destacó Irma Robles, directora del CESFAM Norte.

La idea fue visada formalmente por el Servicio de Salud Biobío y por la Dirección Comunal de Salud, tras lo cual se concretó en 2 días de trabajo, manifestó Alejandra Pedreros, encargada de la iniciativa.

“Fue una iniciativa de 15 mujeres asistentes de un taller impartido por Prodemu llamado ‘cultivo bajo plástico’. El principal objetivo de este curso es aprender a cultivar de forma saludable con nuestra salud y el medio ambiente, ya que en éste hemos aprendido a elaborar y utilizar abonos orgánicos para mejorar la producción de nuestros cultivos”.

Añadió que este mural “participativo e informativo” resultó todo un éxito, ya que convocó no solamente a las mujeres participantes del taller –“Cultivadoras de Mortandad”- sino también a sus familias y a gente de la comunidad en general, que pasó de ser testigo a protagonista de esta labor.

Actualmente, esta agrupación de mujeres está produciendo abonos y hortalizas y su idea más próxima es recorrer nuevos lugares para enseñar a utilizar estas técnicas y motivando a la gente a consumir alimentos libre de químicos.