Una segunda jornada de salud integral, tras la desarrollada en 2016, fue la ejecutada conjuntamente por el CESFAM Nuevo Horizonte y el colegio Aliwen (ex Santa Hilda) beneficiando directamente al alumnado de este establecimiento educacional, que presenta una alta vulnerabilidad social.