En horas de esta mañana el Alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, participó de la entrega simbólica de los Fondos de Protección Ambiental a la escuela La Quebrada y el Liceo Santa Fe, quienes a través de sus Centros de Padres y Apoderados se adjudicaron estos fondos del Ministerio del Medio Ambiente.

La máxima autoridad comunal, manifestó que actualmente en la comuna existen seis establecimientos educacionales municipales que cuentan con Certificación Ambiental, dentro de los cuales se encuentran La Quebrada y Santa Fe, y su objetivo es lograr que todos sean certificados, principalmente para cambiar actitudes y conductas que permitan mejorar la visión de los niños y jóvenes respecto al tema medioambiental.

El edil señaló que la postulación a estos fondos y posterior entrega de recursos permite dar una clara señal a lo que se quiere en el tema ambiental y para ello se incorporó al Sistema Comunal de Educación a una profesional del área, Marcela Pérez, y eso se está traduciendo en un trabajo en conjunto entre alumnos, apoderados, los establecimientos y el DAEM.

Consultado acerca de la certificación ambiental del municipio, el alcalde manifestó que este es un gran desafío y anunció que se presentará al Concejo Municipal la creación del Departamento de Medioambiente y para lograr esto se debe fortalecer la estructura orgánica administrativa del municipio para enfrentar esta iniciativa.

Millaray Benavides, Presidenta del Centro de Padres de la Escuela La Quebrada, se mostró muy contenta y señaló que el proyecto del establecimiento, el que obtuvo 3 millones de pesos de parte del ministerio, consiste inicialmente en la construcción de un invernadero y la implementación de un plan de reciclaje, entregando estos conocimientos a otros establecimientos educacionales.

El presidente del Centro de Padres del Liceo Santa Fe Germán Oliva, establecimiento que recibió un aporte de 5 millones de pesos, manifestó que su proyecto consiste en la colocación de contenedores y un centro de acopio de basura, además señaló que el compromiso de los estudiantes ha sido bueno.

Por su parte el director del Liceo Santa Fe, Eduardo Molina, dijo que los alumnos serán los responsables de las actividades asociadas al proyecto, ya que ellos tendrán los cargos de administración, ejecución, clasificación y recolección de basura, siendo ellos los dueños de esta pequeña empresa de reciclaje, con el fin de motivarlos a trabajar por el medioambiente.

Angélica del Canto, profesora encargada de la Escuela La Quebrada, manifestó que como escuela están comprometidos desde los más pequeños con el tema ambiental ya que la escuela se encuentra ubicada en un sector rural y son los estudiantes los llamados a cuidarlo y a entregar este mensaje en sus familias para que ellos también apoyen esta y otras iniciativas.

Ambos establecimientos comenzarán a desarrollar sus proyectos ambientales en sus comunidades educativas, con el principal objetivo de aportar al cuidado del entorno y generar mayor conciencia en los alumnos y apoderados sobre este importante tema.