Un marcado énfasis en la participación de la comunidad y en la promoción de la salud tuvo la primera actividad masiva preparada por el recientemente inaugurado CECOSF El Peral.

Organizaciones sociales e instituciones de este sector rural de Los Ángeles -junto a funcionarios del nuevo recinto- participaron con mucho entusiasmo en este evento inicial, desarrollado en torno al Día Mundial de la Alimentación.

Natalia Pérez, médico y coordinadora de este centro comunitario de salud familiar, explicó la pertinencia de ofrecer este tipo de acciones ejemplares a las usuarias y usuarios, que apuntan a fomentar estilos de vida saludables que son los que ayudan a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

“Falta ese tema, porque hay mucho consumo de bebidas y excesivo de pan. Siendo una zona agrícola, que tiene frutas y verduras propias, es bajo el consumo. Entonces, incentivar a la población a incorporar ese tipo de alimentos o alimentos nuevos; por ejemplo, la nutricionista con la quínoa, distintas formas de presentación en comidas, en ensaladas y en reemplazo de carbohidratos como el arroz. Una alternativa más saludable y que, además, contiene fibra”.

José Miguel Sandoval, presidente del comité de salud, destacó la ejecución de este primer evento que tuvo zumba, degustaciones saludables, números artísticos y varios puestos con información relevante en la línea de la vida sana.

“Muy bonita, porque así se incentiva a los vecinos para que no consumamos tanta comida ‘chatarra’ e incentivarlos a comer comida más sana porque así mejora la salud y así alargar más nuestras vidas”.

El dirigente social, igualmente, valoró el funcionamiento que ha tenido el CECOSF inaugurado en septiembre pasado, remarcando como los aspectos más positivos su espacio y comodidad; y la buena atención recibida de parte de los funcionarios.