Por adelantado y con un variado panorama para sus adolescentes celebró el CESFAM Nuevo Horizonte el Día Mundial de la Juventud, el cual se conmemora oficialmente este sábado 12 de agosto a nivel internacional.

En el evento, que tuvo 3 talleres prácticos y una zumbatón final, participaron jóvenes de 10 a 19 años, alumnos de colegios del área de influencia del establecimiento –como Dr. Osvaldo Quinteros, Bío Bío y Santa Teresa de Los Andes-, además del Santa Hilda que, si bien no pertenece a su territorio, trabaja permanentemente con el centro de salud, explicó Pamela Delgado, matrona y encargada del programa Adolescente del CESFAM Nuevo Horizonte.

“Y entre eso fueron taller de relajación con cuencoterapia, taller de arterapia, para también entregarles algo de relajación a través del arte; y los otros talleres lúdicos y recreativos en que se hicieron distintas actividades recreativas como yincanas y otras”.

TRABAJO EN TERRENO
Lo realizado por el CESFAM Nuevo Horizonte en este ámbito se ha caracterizado por un fuerte trabajo en terreno, la mejor manera para abordar integralmente las temáticas propias de esta edad relacionadas principalmente con alimentación, sexualidad y relaciones humanas, esta última para prevenir situaciones de violencia entre pares o en el seno familiar, opinó la profesional.

“¿Dónde podemos trabajar con ellos, con los jóvenes, más que niños, jóvenes, en esta edad? En los establecimientos educacionales, donde ellos se encuentran todo el día y los colegios –en general- están abiertos a que nosotros podamos trabajar con ellos. Nosotros igual tenemos trabajo acá, con talleres recreativos en nuestro CESFAM pero sabemos que es complicado que el niño pida permiso, a veces no tienen padres que los apoyen para traerlos; entonces, nosotros vamos hacia ellos en los establecimientos educacionales”.

En cuanto al Día Mundial de la Juventud, se trata de una fecha instaurada en 1999 por la Organización de Naciones Unidas, ONU.

La promoción de este día apoya medidas, tanto nacionales como internacionales, para desarrollar políticas en temas prioritarios como la educación, el empleo, el hambre y la pobreza, la salud, el medio ambiente, el uso indebido de drogas y la delincuencia juvenil, entre otras.