En lo que implica un paso muy importante para la concreción de este proyecto, el concejo municipal de Los Ángeles comprometió –de manera unánime- que el municipio se hará cargo de los gastos operacionales para el funcionamiento del Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOSF) que pretende construirse en Villa Génesis.

La iniciativa se encuentra a la espera de su admisibilidad y recomendación social con el sectorialista del Gobierno Regional -para su posterior financiamiento vía Fondos Nacionales de Desarrollo Regional, FNDR- luego que esta entidad solicitara una actualización de los antecedentes iniciales que databan de 2014.

Dichos datos estaban incluidos en la carpeta original presentada en esa época al Ministerio de Salud para costear el proyecto, que fue descartado tras priorizar la materialización del CECOSF El Peral y de otros 4 establecimientos similares en la provincia de Biobío, explicó Marta Aravena, jefa técnica de la Dirección Comunal de Salud.

“Se presentó a los concejales, al concejo, para su aprobación los gastos operacionales del potencial CECOSF Villa Génesis. Estos gastos operacionales y su aprobación están dentro de los requisitos para obtener el RS (o recomendación social) del sectorialista y que está dentro de otros más requisitos”.

OTROS REQUISITOS
La idea de contar con un CECOSF en Villa Génesis se hizo patente luego que en marzo de 2014 se produjera un brote de hepatitis en esta vasta área poblacional. De ahí, los equipos gestor y de salud del CESFAM Nuevo Horizonte intensificaron su labor en dicha zona, determinándose la real necesidad de contar con este servicio que pasó a transformarse en un anhelo conjunto por el cual se ha trabajado con las organizaciones e instituciones del lugar, tales como comités de salud, comités de agua potable rural, clubes de adultos mayores, juntas de vecinos, establecimientos educacionales, instituciones eclesiásticas y otras.

La justificación está dada por la cantidad de habitantes –más de 3 mil validados por Fonasa-, la dificultad de acceso al recinto de salud más cercano que afecta a la población debido a caminos en mal estado y escasa locomoción colectiva; y otras condiciones que también deben ser avaladas ante el sectorialista del Gobierno Regional, apuntó Aravena.

“Ya hicimos los gastos operacionales que fueron aprobados por el concejo. (Queda) el terreno, el terreno tiene que ser de la municipalidad, la junta de vecinos tiene que traspasarlo a la municipalidad para que pueda construirse un establecimiento municipal, es algo lógico. Y otros más como mecánica de suelos, topografía del terreno, etcétera”.

En cuanto al compromiso aprobado por el concejo municipal en su última sesión, éste equivale a la mantención del recurso humano y de los gastos básicos anuales, estimados en $113 millones.