Diferentes obras se realizaron en la Villa San Pablo en el sector oriente de la ciudad, colindante al cementerio general, en donde hace meses los vecinos exigían una serie de arreglos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de todos la comunidad.

Durante estos meses se cambiaron todas y cada una de las luminarias por otras de mejor de calidad, que entregan una mejor visibilidad de noche y de esa forma aumentar la sensación de seguridad ala interior. Asimismo se mejoró considerablemente el camino, el cual hasta ahora estaba en pésimas condiciones.

Una de los principales reclamos provenía por las constantes inundaciones que sufrían algunos vecinos en sus patios traseros producto del aumento del caudal del estero Quilque, motivo por el cual se trabajó durante unas semanas para mejorarlo,  a través de máquinas retroexcavadoras, el cual hasta ahora no ha provocado ningún problema y ha dejado satisfechos a los vecinos del sector.

Asimismo, se realizaron podas de árboles, incluso algunos al interior de las casas de algunas familias, los cuales estaban provocando algunos problemas en el paso de los automóviles y riesgos de caídas.

Ante esto, la presidenta de la Junta de Vecinos de la Villa San Pablo, sector Cementerio, Magdalena Valdevenito, indicó que “estamos muy contentos con los trabajos realizados, ya que hasta ahora el alcalde Esteban Krause ha dado respuesta a todos y cada uno de los requerimientos nuestros, los cuales nos tenían muy aquejados, principalmente el caudal del estero y la poca iluminación existente”.

El alcalde, por su parte, manifestó su satisfacción al ver a la comunidad más tranquila, señalando que “en la comuna tenemos muchas demandas, sin embargo tenemos que privilegiar las más importantes y esta era una de ella, porque beneficia abran parte de un sector”.