Actualmente descansando, los escolares del colegio San Nicolás se fueron con un gran aprendizaje y una importante tarea a disfrutar de sus merecidas vacaciones de invierno: Valorar y respetar a sus adultos mayores como una manera de aportar a un entorno familiar y social más amigable.

Esto, luego de ser visitados en sus salas de clases por usuarios del CESFAM Norte y por profesionales del programa Más Adultos Mayores Autovalentes de este establecimiento.

La actividad de promoción y prevención en salud, organizada en colaboración con el mencionado recinto educativo, consistió en una “conversación intergeneracional” con alumnos de primer ciclo de enseñanza básica, explicó Ingrid Inostroza, kinesióloga del programa Más Adultos Mayores Autovalentes.

“El objetivo fue sensibilizar a los niños respecto al buen trato al adulto mayor. Que prime en ellos la valoración, el respeto y el reconocimiento hacia nuestros mayores y hacia todo lo que ellos nos entregan cada día”, precisó.

A través de esta valiosa experiencia se buscó incentivar a las niñas y niños a cambiar o profundizar pequeñas cosas como darles el asiento en el trasporte público, saludarles con cariño, respetar sus tiempos de aprendizaje –especialmente en cuanto al uso de tecnología-, considerar su opinión, incorporarlos en las decisiones familiares, entre otros aspectos.

La acción fue posible gracias a la colaboración prestada por 10 adultos mayores voluntarios, quienes fueron parte de esta educación que alcanzó a unos 160 educandos.