El recientemente creado “Consejo Comunal Para la Calidad de la Educación” presentó al alcalde Esteban Krause un primer informe que contiene un diagnóstico sobre la situación de los establecimientos educativos y una propuesta para trabajar de manera transversal.

El consejo, integrado por directores de siete unidades educativas municipales, desarrolló un análisis de los rendimientos de cada escuela y liceo, resultados de aprendizaje e indicadores de calidad, además de otros aspectos relacionados con la generación de ambientes propicios para la enseñanza. Ello fue complementado con la visita a diferentes establecimientos para conocer experiencias exitosas y otras que son un desafío a mejorar.

De esta forma, el Consejo concluye que es necesario impulsar una política comunal educativa con foco en el aprendizaje de los estudiantes colocando la administración al servicio de los diferentes procesos de enseñanza y aprendizajes articulados en los PME.

Esto requiere un trabajo conjunto entre los equipos directivos y técnicos de las 46 escuelas y liceos de la comuna generando acciones en el corto, mediano y largo plazo con un proceso de monitoreo y evaluación. Las propuestas de acción específicas fueron presentadas al alcalde, pero antes de hacerlas públicas serán socializadas con los equipos a fin de analizarlas y enriquecerlas si fuese necesario.

El alcalde felicitó el trabajo que realizó el Consejo y reiteró su compromiso con el mejoramiento de la educación pública. “Al principio centramos los esfuerzos en mejorar la infraestructura y servicios de la educación municipal en Los Ángeles, pero ahora comenzamos una segunda fase con mayor énfasis en la calidad. Tenemos una responsabilidad con nuestros niños y jóvenes que tomamos con la mayor seriedad y compromiso para que tengan mayores oportunidades en su vida adulta”, sostuvo.

Por su parte, Gabriel Díaz, a cargo de este Consejo reiteró que propusieron metas inmediatas y otras con proyección en el tiempo. “Las primeras son más simples, como trabajar centrando el foco en los establecimientos que están más bajos respecto al rendimiento en el Simce y establecer una especie de acompañamiento en base a aquellos que han tenido un buen desempeño y con profesores que han sido constante en esto. A largo plazo se requiere implementar una coordinación técnica en la red de establecimientos”, señaló Díaz.

Según lo informado por el alcalde, la meta inmediata responde a que las unidades educativas logren calificaciones, por parte de la Agencia de Calidad de la Educación, desde el estándar “medio” hacia arriba.