No solamente una, sino 3 actividades desarrolló el programa Más Adultos Mayores del CESFAM Nuevo Horizonte esta semana para conmemorar el Día del no maltrato al adulto mayor, que se recuerda oficialmente el 15 de junio.

El lunes partió con un flash mob, que incluyó una coreografía de la Madre Tierra y la presentación de mensajes escritos en pancartas para sensibilizar a la comunidad y el martes, en tanto, se realizó una jornada de reflexión en la que se llamó a no guardar silencio frente al abuso, relató la kinesióloga Carolyn Caamaño quien, junto a su colega María Constanza Ferrada, estuvo a cargo de estos eventos.

“Generalmente, las personas hacemos oídos sordos, no queremos ver más allá de nuestro espacio y no nos sensibilizamos mucho con la situación de violencia de nuestros adultos mayores o incluso de nuestros pares”.

Precisamente hoy se representó un caso en la que un usuario adulto mayor del CESFAM era maltratado por su hija acompañante, para demostrar que la sociedad no interviene cuando es testigo de este tipo de hechos, transformándose en cómplice de ellos.

“La violencia que más se da es la psicológica, el abandono y la soledad. Muchos de nuestros adultos mayores, si bien no viven solos en un lugar físico -viven con sus familias-, pero no comparten. Están en abandono porque nadie les saluda, nadie les pregunta cómo están, si necesitan algo o simplemente darles un abrazo. Eso es lo que más se da en nuestros adultos mayores”.

La profesional, por último, valoró la entusiasta participación de los adultos mayores del programa en estos 3 días de actividades, especialmente quienes llegaron de la vecina Villa Génesis.