El sistema de salud municipal dispondrá de casi 30 mil horas funcionarios –casi 2 mil más que en 2013- para hacer frente a la demanda por atención de la población y a los desafíos que supone, por ejemplo, responder adecuadamente al proceso de acreditación de calidad asistencial en el cual se encuentran insertos sus establecimientos, en la actualidad.

El alcalde Esteban Krause destacó la prolijidad con la cual trabajaron los equipos de la Dirección Comunal de Salud, lo cual permitió que la comisión respectiva del Concejo diera el visto bueno a la propuesta presentada sin mayores contratiempos.

“Lo otro es que hemos aumentado la dotación en horas de funcionarios en algunos temas que para mí son importantes, como el tema odontológico. Yo creo que ésa es una cuestión que debemos seguir fortaleciendo y ahí hay una buena señal de parte nuestra este 2014 de que van a haber más funcionarios para la atención odontológica y eso, tanto para los sectores rurales como urbanos”, resaltó.

La primera autoridad reconoció que existen brechas que son urgentes de atender, fundamentalmente en lo referido al recurso médico y aunque ello no es un tema exclusivamente local, el municipio está haciendo su propio esfuerzo abordando esta problemática con diferentes estrategias.

En todo caso, lo principal según su opinión es que  “en cada uno de los CESFAM hay una muy buena mística de parte de los trabajadores y trabajadoras; hay un entusiasmo por entregar mejor atención, hay ganas de superarse, no me caben dudas que hay debilidades todavía y que eso en un grupo humano siempre se van a presentar, pero ahí hay un esfuerzo importantísimo desde el más humilde trabajador hasta el que cumple las más altas responsabilidades en los centros de salud”, remarcó.