Sumándose a otras actividades realizadas a nivel municipal, el CESFAM Dos de Septiembre conmemoró durante esta jornada el Día del no maltrato al adulto mayor, siendo éste el primero de los eventos programados por la atención primaria de Los Ángeles a propósito de esta efeméride.

Muy motivados y apoyados por los profesionales del programa Más Adultos Mayores Autovalentes, estas usuarias y usuarios llamaron al resto de la población a tomar conciencia acerca de esta problemática, muy presente en la actualidad, y a efectuar los cambios correspondientes como sociedad, explicó Yésica Arzúa, terapeuta ocupacional de este recinto.

“Nosotros, como programa, tenemos líderes comunitarios y en conjunto con ellos realizamos esta actividad. Primero hicimos un video mostrando varias situaciones de maltrato o abuso hacia el adulto mayor, caracterizado por ellos; y luego de eso hicimos una intervención dentro del CESFAM mostrando con carteles distintas situaciones de abuso o maltrato hacia el adulto mayor”.

Maltrato físico o psicológico; imposibilidad de disponer de los bienes y del tiempo propio; discriminación laboral, impedimentos para rehacer su vida y abandono son algunos de los tipos de maltrato o abuso que sufren las personas de más edad, los cuales se sitúan principalmente en el seno familiar, aseveró Renato Salazar, presidente del club de adultos mayores Sor Teresa de Calcuta.

“Hay adultos mayores que ya no se pueden ir a pagar, los acompaña un hijo o un nieto, pero ese hijo o nieto le cobra, le cobra al adulto mayor. O si les dan el poder se quedan con la plata y al adulto mayor no le entregan nada. Y ésos son casos reales, totalmente reales. En la casa le tienen la última pieza, allá está el pobre abuelo metido. Entonces el maltrato en los buses, en la locomoción colectiva; en el mismo centro, que no nos respetan”, ejemplificó.

Junto con agradecer el constante respaldo recibido desde el CESFAM y de su programa Más Adultos Mayores Autovalentes, los asistentes efectuaron una demostración de baile entretenido funcional para culminar esta actividad,  demostrando así toda su vitalidad y disposición hacia la vida.