Tal como en años anteriores, el CESFAM Rural Santa Fe celebró el Día Mundial del Medio Ambiente junto a su comunidad de usuarios e instituciones del sector como una manera de potenciar y amplificar el impacto de las acciones promocionales y preventivas en torno a este tema.

Así lo expuso Óscar Burgos, director del centro de salud, quien destacó el aporte en esta línea realizado por establecimientos educacionales del área, a través de sus docentes y alumnos; de Forestal Mininco y Conaf, que donaron árboles nativos para obsequiar; y de la Dirección de Medio Ambiente del municipio angelino, que financió un proyecto de ecohuerto para el establecimiento.

“¿Qué es lo que pretendemos y nuestro objetivo? Es poder plasmar, profundamente, en el equipo de salud, la necesidad de actuar en promoción y prevención en los temas ambientales y respetar las tradiciones y costumbres que tiene la comunidad ya arraigada en nuestro sector. Con eso, seguir avanzando no solamente en este hito sino en el poder instaurar una salud familiar que cada vez sea más sustentable”.

Estudiantes de la escuela particular La Victoria presentaron un número musical y un baile alusivo a esta efeméride internacional; mientras que los del liceo Santa Fe, exhibieron su trabajo enmarcado en el taller de reciclaje que lleva a cabo el recinto educacional. Simbólicamente, las funcionarias que fueron madres recientemente y los jefes de sector del CESFAM recibieron un árbol, lo cual se replicará a otros lugares en los próximos días.

“Esto significa que durante todo el mes, casi ininterrumpidamente, en dos semanas, vamos a estar visitando todos nuestros centros educacionales, entregando un mínimo de 10 árboles por cada centro –desde básica hasta enseñanza media- donde vamos a plantar estos árboles, todos nativos, en conjunto con la comunidad escolar. Pero además de esto vamos a estar en nuestra posta Virquenco, en nuestra posta de Millantú y en el CESFAM Santa Fe, plantando también 10 especies nativas por cada centro. Y saludaremos también a los 6 CESFAM urbanos y a la Dirección Comunal de Salud con una plantación de árboles nativos”, detalló Burgos.

Forestín, la popular mascota de Conaf, fue el personaje que se ganó -con su simpatía y acostumbrado carisma- el cariño de grandes y pequeños, en este especial 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.