“Nadie es perfecto” es el nombre de los talleres que buscan potenciar habilidades parentales y que desde 2012 llevan a cabo los diferentes establecimientos de atención primaria de salud Los Ángeles, como parte de la oferta del programa Chile Crece Contigo.