Durante esta semana la unidad de Fiscalización de la Municipalidad en conjunto con Carabineros y la Gobernación provincial de Bío Bío dio inicio a un profundo trabajo de inspección para combatir el comercio ambulante ilegal en la zona de la Vega de Los Ángeles, uno de los sectores más afectados por esta práctica.

La medida corresponde a una exhaustiva etapa de acción que fue precedida por una vista informativa, en donde se les advirtió a los vendedores sobre el futuro requisamiento en caso de no contar con los permisos respectivos del municipio.

Desde la Unidad de Fiscalización del municipio señalaron que uno de los principales desafíos para este año es erradicar totalmente con esa práctica ilegal, la cual no sólo afecta a los vendedores que sí trabajan con sus permisos respectivos, sino que además a los transeúntes y las personas con grados de discapacidad que no se pueden trasladar y transitar de forma segura en las veredas.

Durante el primer semestre de este año, la Municipalidad autorizó la inversión de recursos en el mejoramiento de veredas, favoreciendo el tránsito para discapacitados en el sector de la vega, el cual hasta ahora se ha visto afectado por la ocupación de los vendedores ilegales, motivo por el cual se intensificará su fiscalización en compañía de  Carabineros.