Un total de 59.731 personas en Los Ángeles y 131.256 en la provincia de Biobío deberán vacunarse este año contra la influenza, según indicaron las autoridades durante el lanzamiento oficial de esta campaña, efectuada a nivel local este miércoles.

La influenza es una enfermedad contagiosa causada por los virus influenza, que se transmiten desde una persona enferma al toser, estornudar o mediante las secreciones nasales; pudiendo causar dificultad respiratoria, diarrea y convulsiones en niños; conducir a neumonías por diversos agentes y empeorar problemas de salud ya existentes.

Tras la actividad, desarrollada en el hogar Don Orione, el alcalde Esteban Krause adelantó que los establecimientos de atención primaria de la comuna están debidamente preparados para afrontar este desafío.

“Nosotros llevamos el peso de las cifras de éxito o no de este programa y, en ese sentido, creo que es importante hacer un llamado a la comunidad a que asista a nuestros consultorios, a nuestras postas; todo el equipo, tanto de infraestructura, como humano van a estar a disposición para que esto pueda cumplirse”.

El seremi de Salud, Mauricio Careaga, enfatizó en la necesidad que ciertos grupos de la población –como el de adultos mayores- adquieran su inmunización, evitando las peores consecuencias de esta patología.

“Un mensaje a todos los adultos mayores que no deben desaprovechar la oportunidad de vacunarse, porque significa asegurarse. Las personas que se vacunan, en un 50% no les va a dar la influenza y el otro 50% -que es probable que les dé- va a ser muy suave. Por lo tanto, no van a estar en la nómina de personas fallecidas, que son alrededor de 300 a nivel nacional”.

VACUNATORIOS Y GRUPOS OBJETIVOS
Los puntos de vacunación estarán conformados por todos los establecimientos de atención primaria del sistema público de salud, todos los vacunatorios del sector privado ubicados en clínicas en convenio, y los equipos de salud de los centros de salud del sistema público que se trasladarán a establecimientos educacionales, jardines infantiles, hogares de ancianos u otros lugares de alta concentración de población prioritaria.

Los grupos objetivos de esta campaña los conforman las embarazadas, a partir de la 13ª semana de gestación, enfermos crónicos de 6 a 64 años de edad, mayores de 65 y más años; niños de 6 meses a menos de 6 años; otras prioridades, personal de salud público, personal de salud privado, alumnos en práctica salud pública, alumnos en práctica salud privada y trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdo.

En cuanto a los resultados de 2016, la región registró un 83% de cumplimiento, mientras que la provincia alcanzó un 88% y Los Ángeles un 82,8%.