La última reunión de concejo municipal fue la instancia en que se dio cuenta del trabajo desarrollado por el sistema de bienestar de salud comunal de Los Ángeles el cual, tras instaurarse en 2015, completó en 2016 una exitosa labor.

La exposición estuvo a cargo de la secretaria técnica de esta entidad, Leila Gasaui, quien aportó el detalle respecto de los ingresos, egresos y, sobre todo, del beneficio que ha significado esta iniciativa para los funcionarios de CESFAM, CECOSF y postas rurales de nuestra comuna.

Berta Angulo, presidenta del comité de bienestar de salud comunal de Los Ángeles, valoró la operación del sistema, pese a algunas dificultades administrativas iniciales que demoraron la entrega de sus prestaciones.

“En cuanto a la adhesión, comenzamos más o menos con un 40% de funcionarios, poco a poco ha ido aumentando y yo creo que ahora ya estamos sobre un 60, 65%, a lo mejor un poquito más. La gente está bastante contenta, se le han dado hartos beneficios que antes no tenía, por lo tanto están muy contentos”.

Daniel Urrutia, presidente de la comisión Salud del concejo municipal, también destacó la incorporación de esta ayuda para los trabajadores.

“Efectivamente, fue una muy buena exposición, muy clara; y creo que se lo merecen absolutamente y me alegro de que exista porque, indudablemente, les ayuda mucho a todos los funcionarios”.

La instalación del bienestar de salud comunal fue posible gracias a la aprobación de la Ley 20.647, que permitió que las áreas de salud municipales contaran con su propio servicio, pudiendo a partir de aquello efectuar a los funcionarios reembolsos de gastos médicos y bonificaciones de escolaridad, nacimiento, fallecimiento, catástrofe, Navidad, entre otros.

Funciona gracias al aporte municipal –de donde proviene el grueso de los recursos- y al de sus afiliados y, eventualmente, puede adicionar otras vías de financiamiento.