Muchos son los daños para la salud bucal que provoca el uso prolongado de la mamadera y así lo entendieron los pequeños usuarios del CECOSF de Villa Los Ríos y sus familias, quienes decidieron botar el implemento que los acompañó por tantas jornadas para ahora tomar su leche en taza o en vaso.

María José Lastra, odontóloga de este establecimiento, explicó que este ya tradicional evento –conocido como “destete” y apoyado en esta oportunidad por el equipo de promoción de salud del CESFAM Sur- favoreció a 15 menores del sector.

“El propósito es porque, la verdad, encontramos que el uso es muy prolongado de la mamadera y tardía su eliminación. Y eso, eventualmente, puede tener problemas de formación de caries cuando es una mamadera nocturna, sin un cepillado posterior; problemas en la ubicación de las piezas dentales definitivas, entonces es por eso que nosotros hemos realizado esta actividad ya hace un par de años para fomentar y favorecer una buena salud bucal en nuestros pequeños”.

La profesional agregó que en esta labor el rol que juegan padres, madres y familiares resulta fundamental y que el éxito de este proceso de abandonar  la mamadera implica un beneficio integral para niñas y niños.

“Es principal, es primordial porque –en definitiva- la tarea la tienen que desarrollar en la casa porque, además, lo que nosotros debemos incentivar en los niños, es otorgarles independencia a una determinada edad. Entonces, también, les favorece el desarrollo psicológico de los niños, es una tarea que se hace en la casa”, subrayó.

“Pablito”, personaje de la obra de títeres que presentó el CECOSF, decidió también deshacerse de su mamadera y dar el ejemplo a sus amiguitos, convencido de que es lo mejor para el cuidado de la salud bucal.