Los Ángeles fue el epicentro de la Clínica del deporte de la “Boccia” o Bochas adaptadas para personas en situación de discapacidad, disciplina dictada por el reconocido técnico del Comité Paralímpico de Chile, Francisco Javier Olmos.

Así, el Polideportivo angelino albergó la clínica de este deporte adaptado, sus reglas, técnicas y lineamientos teórico-prácticos, los que fueron entregados por  el entrenador nacional que, entre otras cosas, buscó que en Los Ángeles más personas y clubes se sumen a esta disciplina.

“El día de hoy estamos haciendo  este curso breve que dura un día y que entrega los lineamientos básicos para que ellos puedan jugar mejor y poder ojalá diversificar el deporte entre otros grupos y otros clubes.  La idea es que se difunda el juego entre otras personas con distintos grados de discapacidad, para que se formen nuevos clubes que eventualmente puedan adscribir a lo que es el Comité”, señaló el técnico Francisco Javier Olmos.

Jedier Valdés, bochista de la agrupación local Renaciendo por un Sueño, destacó que “esto es bueno porque está incluyendo a  las personas no sólo como yo, si no que puede venir gente parapléjica o que le falta alguna pierna, alguna mano y por eso es súper bueno. Aquí no se discrimina, no hay discapacidad, somos todos iguales y eso es motivante, es relajante, divertido y sirve para conocer más gente también”.

Deporte adaptado

Las Bochas o “Boccia”, hizo su debut como deporte Paralímpico en los Juegos de Barcelona el año 1992, como deporte exclusivo para deportistas con parálisis cerebral. Esta competencia pone a prueba el grado de control motor y precisión del participante, desarrollando funciones mentales cognitivas como la atención, concentración y resolución de problemas; junto con la capacidad de integrar el espacio y sus objetos con relación a uno mismo.

 

IMG_0076 IMG_0042 IMG_0051 IMG_0053 IMG_0054 IMG_0058 IMG_0072 IMG_0073