Buscando incrementar los niveles de seguridad entre los habitantes de la comuna de Los Ángeles, durante este mes se dio curso a una nueva serie de adjudicaciones de sistemas de alarmas comunitarias, iniciativa gestionada a través de la Oficina de Seguridad Comunal de la Municipalidad de Los Ángeles y que en su conjunto está beneficiando a un total de 1.078 familias, tanto de sectores rurales como urbanos.

El sistema a implementar está compuesto por una sirena que es activada a través de la pulsación de un botón de pánico ubicado en un control remoto personal entregado a cada vecino beneficiario. La activación de la alarma por parte de uno de los vecinos alerta a los demás de que un acto delictual tiene lugar al interior de su vivienda, en la de un vecino, o en el espacio público inmediato a éstas. También alerta la ocurrencia de cualquier otra emergencia, como accidentes o incendios. Una vez alertados por el sonido de la alarma, los vecinos tienen el compromiso de activar las suyas y, según corresponda, prestar ayuda al vecino afectado o contactar organizadamente a Carabineros.

“Aquí entregamos a los vecinos mucho más que una alarma; entregamos la sensación de seguridad que es lo más importante, porque nosotros sabemos que hay un problema grave de inseguridad y esa sensación muchas veces no deja vivir tranquila a la gente. A través de estos proyectos se optimiza el trabajo comunitario, vamos desarrollando que la comunidad conozca a sus vecinos, a protegernos y a saber que la protección de nuestra propiedad tiene que ver con conocer a quienes viven con nosotros”, señaló el director de Desarrollo Comunitario angelino, Pedro Parra.

De igual forma, esta adjudicación fue ampliamente valorada por los propios beneficiarios, tal como lo hizo Soraya Fuentealba, presidenta de la Junta de Vecinos El Encino, quien manifestó que “nuestra comunidad está muy feliz, nuestro sector es muy amplio, está creciendo rápidamente y actualmente somos 185 familias las que estamos siendo beneficiadas. Ahora viene una parte en que nos van a enseñar a hacer un plan de contingencia de cómo actuar en diferentes ocasiones, porque no tan solo es para caso de robos, es también para casos de enfermedad, en caso de incendio, tenemos una población que es anciana y otras que viven solas, entonces, es muy importante para nuestra comunidad”.

Así, la instalación de estos sistemas permite, a través de la organización de los vecinos, reducir el impacto de la delincuencia en lugares habitados, además de permitirles actuar coordinadamente ante cualquier ocurrencia de hechos o emergencias que ameriten acciones conjuntas entre los vecinos.