Diferentes trabajos de remodelación que apuntan hacia una mejor comodidad y seguridad se están realizando en instalaciones del estadio municipal y que dentro del mes de agosto ya debería estar finalizado.

Estas se refieren principalmente a la instalación de nuevas cuatro galerías, tres en el sector cordillera y una para poniente, las cuales cada una tendrá una cabida para 240 personas, aumentando de forma considerable la capacidad máxima del estadio de 3 mil a más de 4 mil personas.

Según el encargado de la Oficina de Deportes del municipio, Álvaro García, se trata de galerías metálicas con tablones de madera estructurada en bases de cemento con mucho más apoyo y soporte de las ya existentes.

Asimismo, García informó que antes del 15 de agosto ya debería estar construido el acceso norte del estadio para la barra visita, en donde se deberá implementar un puente sobre el estero Quilque, una boletería y dos nuevos baños.

Sumado a lo anterior, García indicó que se está trabajando en la elaboración de un proyecto que apunta a implementar cámaras de seguridad al interior del recinto deportivo, iluminación en todo el perímetro interno, torniquetes de entrada y un generador de energía eléctrica.

“Durante el partido frente a Copiapó se sufrió un desperfecto y por 15 minutos el estadio estuvo sin luz, por lo que este proyecto apunta a dotar de mejor tecnología nuestro estadio y a la vez ofrecer una mayor seguridad a la comunidad Angelina” agregó Álvaro García.