Hasta nuevo aviso, y para resguardar la integridad de sus funcionarios y usuarios, permanecerá cerrado el establecimiento que acoge al CESFAM y SAPU Sur, en Paillihue.

Esto, luego que desconocidos del sector –al parecer bajo el efecto de las drogas- irrumpieran en el establecimiento el viernes por la noche amenazando a usuarios y funcionarios, lo que motivó la suspensión de la atención y el llamado de la fuerza pública.

Los sujetos, incluso, sustrajeron varias piezas de uno de los vehículos estacionados en torno al recinto, perteneciente a uno de los trabajadores.

La situación fue comunicada a las autoridades municipales, de la Gobernación Provincial, del Servicio de Salud Bío Bío y a la comunidad organizada, determinándose esta decisión extrema para resguardar la seguridad de las personas.

Cabe mencionar que en este centro de salud, afectado anteriormente por hechos similares, el municipio ha implementado medidas para reforzar la vigilancia con la instalación de cámaras, la contratación de un servicio de guardias y el incremento de las rondas de carabineros. Sin embargo, y al no ser suficientes, se analizarán en conjunto nuevas vías de solución.

Finalmente, y lamentando profundamente las consecuencias que esta resolución tendrá para usuarias y usuarios  de SAPU este fin de semana, se recomienda a éstos hacer uso de los demás dispositivos de urgencia existentes en la comuna: SAPU Norte, SAPU Dos de Septiembre, SAPU Nuevo Horizonte, SAPU Nororiente y Urgencias del complejo asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”.

En el caso del SAPU Norte, ubicado en avenida Los Ángeles 810, atiende también en horario nocturno.