Este martes el alcalde de Los Ángeles Esteban Krause y el Gobernador provincial, Luis Barceló, lideraron el primer encuentro entre el mundo público y privado para comenzar las gestiones de habilitar el autódromo María Dolores para vuelos nacionales, un antiguo sueño que permitiría dar una mejor conexión regional y nacional a la provincia.

El proyecto se sustenta en el fuerte movimiento de buses comerciales que existiría entre Los Ángeles y Santiago y el aumento de vuelos entre Concepción y Santiago, cuyos pasajeros provienen y se dirigen en su gran mayoría a la provincia de Bío Bío, lo que justificaría que empresas aéreas comiencen en un futuro a realizar estas escalas en la comuna angelina, teniendo en cuenta que existe la infraestructura básica para poder vislumbrar esa idea.

El director regional de Aeropuerto, Blas Araneda, estuvo presente en la reunión, señalando que como unidad realizarán un informe, en un periodo de 40 días, que permita identificar cuáles son las deficiencias que presenta actualmente el aeródromo local con el objetivo de poder invertir en mejorarlas. “La pista de María Dolores tiene una longitud de 1.700 metros y la norma exige para aviones de 100 pasajeros una longitud de casi 2.000 metros, por lo que en esa materia habría que generar una inversión” sostuvo.

De igual forma el alcalde Krause aseguró que en la provincia existe la demanda que justificaría pensar en materializar este proyecto, además de beneficiar a otros sectores. “La provincia de Malleco, por ejemplo, que corresponde a la Araucanía Norte, por un tema de cercanía física también se verían beneficiados, por ende tenemos que comenzar a trabajar para generar la presión necesaria” indicó.

Por su parte, algunas de las instituciones de educación superior presente en Los Ángeles, se comprometieron a iniciar un trabajo de sondeo que permita obtener en el aeropuerto Carriel Sur, información importante del origen y destino de quienes toman vuelos en ese terminal aéreo, con el objetivo de entregar más sustento a este proyecto.