Durante tres días la festividad deleitó a más de 7 mil personas con un amplio circuito gastronómico, juegos criollos e infantiles, grupos musicales en vivo y, por supuesto, con la colonial actividad de la trilla a yegua suelta.

 
Más de 7 mil personas tuvieron la oportunidad de realizar un viaje a las raíces de nuestra cultura campesina y revivir en todo su esplendor la tradicional actividad de la trilla a yegua suelta, acontecimiento que año tras año convoca a una mayor cantidad de lugareños y turistas provenientes desde diversos lugares de la provincia en torno a una feria costumbrista que en su 13ra versión nuevamente logró deleitar a sus asistentes con variadas y atractivas actividades que configuraron un imperdible panorama para toda la familia.

 
Es así que la edición 2016 de este tradicional evento -organizado conjuntamente por la Junta de Vecinos del Litre y la Municipalidad de Los Ángeles- resultó ser un total éxito en términos de convocatoria y calidad del espectáculo, merced a un completo set de alternativas que contemplaron un amplio circuito gastronómico de comidas típicas chilenas, productos gourmet, muestras de artesanía local y manualidades, juegos criollos e infantiles, presentaciones en vivo de cantores populares y grupos musicales y, por supuesto, la colonial actividad de la trilla a yegua suelta, añosa tradición para obtener el trigo que captó la atención de gran parte de los asistentes que desconocían esta faena que hasta el día de hoy aún se realiza en algunos campos chilenos.

 
Al respecto, la presidenta de la Junta de Vecinos El Litre, Claudia Azocar, manifestó su satisfacción con el éxito que tuvo esta fiesta y que respondió a dos propósitos: conservar las costumbres y las tradiciones del sector; y reunir recursos para financiar el trabajo de su unidad vecinal durante el año, para lo cual ofrecen temporada tras temporada una festividad familiar en la que se conjugan las más profundas tradiciones populares a través de la artesanía, el folclor, la gastronomía y la actividad campesina.

 
Por su parte, el delegado municipal de los Saltos del Laja, Jorge Rodríguez Meier, destacó que la festividad no sólo ofrece un espacio de diversión y cultura tradicional de nuestro campo, sino que también refuerza el valor de Los Saltos del Laja como un importante polo turístico dentro la región. “Esta es una muestra más de la cultura y de las tradiciones que tenemos en Chile y esta Junta de Vecinos -como cada año- ha querido demostrarlo con esta importante actividad agrícola que se realizaba antiguamente, pudiendo mostrar a la comunidad y a los turistas que visitan el sector el cómo se hacía la trilla en esos tiempos, además de ofrecer grupos musicales, juegos típicos y stands con comidas típicas chilenas para que todos los turistas y visitantes puedan disfrutar de lo mejor de nuestra tierra, algo que nos pone muy en valor como sector turístico importante dentro la región”, señaló Rodríguez Meier.

 
En tal sentido, tanto la comunidad del Litre así como los visitantes, agradecieron la gestión realizada para sacar adelante esta celebración y para mantenerla viva a través del tiempo, resaltando su importancia como algo que va más allá de sólo ser una actividad costumbrista, sino que valorándola como una instancia para revivir las raíces y la identidad de la comuna en una zona con un gran potencial turístico por sus tradiciones, atractivos naturales y culturales.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.