Setenta millones de pesos que serán destinados para reforzar el recurso médico, paramédico y otros aspectos relacionados con la calidad de la atención en salud, puso a disposición de sus comunidades rurales la Municipalidad de Los Ángeles.

La primera parte del monto, equivalente al 60 por ciento, fue traspasado esta mañana al municipio por parte del Servicio de Salud Biobío.

El Programa de Mejoría de la Equidad Rural, nombre de esta iniciativa, tiene como objetivos fundamentales perfeccionar la igualdad, participación, descentralización y satisfacción de los usuarios de sectores apartados del radio urbano de la ciudad –y que constituyen un 27% del total de personas que recibe el sistema de salud municipalizada angelino- en su acceso a la salud.

El alcalde Esteban Krause manifestó su beneplácito por la materialización de este convenio, indicando que “estamos trabajando muy, muy enlazados con la Dirección Provincial de Salud con la finalidad de poder seguir recibiendo aportes para, en particular, preocuparnos de la salud rural. Hoy día, hay una serie de deficiencias que son importantes de atender en el tema de atención, en el tema construcción y ampliación de nuevas instalaciones en el sector rural de postas; mejorar la atención de la gente del sector rural que viene a Los Ángeles a atenderse a los distintos consultorios y por eso estos recursos son importantísimos en la línea que esta administración quiere implementar”.

La presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Los Ángeles, Elia León, manifestó su esperanza que estos aportes y la voluntad expresada por la autoridad local signifique un progreso importante de la actual condición dado que “los consultorios que atienden a la gente del campo, aquí llegan bastantes reclamos a las reuniones de que son mal atendidos, los rechazan –en personal, yo he sido rechazado- y es algo que duele como campesino”, enfatizó.

 

SOLUCIONES CONCRETAS

En ese sentido, la inyección de estos recursos financieros, que permitirán disponer de un médico y un conductor adicionales y aumentar la frecuencia de las rondas médicas; la contratación de un segundo técnico paramédico en nueve postas rurales, que no lo tienen actualmente; la implementación de servicio telefónico móvil en 10 recintos y la extensión horaria en algunos de los establecimientos –de las 17 a las 20 horas- asoman como medidas que favorecerán a estas comunidades.

Así lo corroboró María Elisa Otto, subdirectora médica (S) del Servicio de Salud Biobío, quien precisó que “los recursos van destinados específicamente a aumentar la cobertura, los horarios de atención en las postas; a tener un segundo paramédico en todas aquellas postas que no cuentan no más que con un solo técnico paramédico y, lo más importante, la contratación de un médico más y de un conductor que permita efectivamente aumentar el número de rondas”.

Igualmente, desde la responsabilidad municipal, el alcalde Krause reiteró su intención –y para ello ya se está trabajando- de crear una Unidad de Salud Rural, la cual tendrá un enfoque particular porque “creemos que hay que poner una mirada especial en los programas, en la atención, en la forma cómo se mira a la gente que viene del sector rural”, sostuvo.