Aunque finalizaba formalmente el 30 de junio, la baja cobertura alcanzada en algunos grupos específicos de la ciudadanía motivó la extensión de la campaña de vacunación contra la influenza en la provincia de Bío Bío.

Hasta el momento, el cumplimiento logrado en Los Ángeles en el marco de esta iniciativa ministerial bordea el 83%, siendo los segmentos conformados por embarazadas a partir de la semana 13 de gestación, niños de 6 meses a menos de 6 años y mayores de 65 y más años, los de más bajos porcentajes.

Frente a esto, desde el martes está instalada en el centro de la ciudad una clínica móvil atendida por personal de atención primaria que ofrece este servicio, gratuito y de 9 a 13 horas, para toda la comunidad.

“Estamos vacunando acá en la Plaza de Armas a todas las personas de 6 meses en adelante, por lo menos hasta el viernes, y se va a evaluar si la próxima semana seguimos vacunando acá”, especificó Nathaly Muñoz, técnico en enfermería del CESFAM Norte.

Usuarios como Mariela Figueroa han comprendido la importancia de protegerse y resguardar a los suyos este invierno y así lo demostró tras inmunizar a sus dos pequeños, Carla y Carlos, de 8 y 4 años, respectivamente.

“Una porque mi hijo es prematuro y ha tenido hartas complicaciones en cuanto a resfriados, a virus; y siempre es mejor prevenirlo de cualquier cosa”, justificó.

En conjunto con lo anterior, los seis CESFAM de Los Ángeles continuarán vacunando hasta que cierre este proceso en horarios que van de 8:30 a 16:30, de lunes a jueves; y de 8:30 a 15:30 horas, los viernes.