Con una emotiva y significativa ceremonia, en la que se destacó la importante labor que cumplen los vecinos, sus dirigentes y los encargados de los distintos servicios públicos involucrados, se llevó a cabo el acto de cierre y certificación del Taller de Fortalecimiento Organizacional y Convivencia Vecinal de Villa Papa Juan Pablo II, instancia en la que fueron reconocidas 226 familias de este sector poblacional, el que está siendo beneficiado desde el año 2012 por el programa de recuperación de barrios “Quiero mi Barrio,” a fin de generar una serie de políticas públicas y proyectos de desarrollo en conjunto con la comunidad, en vistas a mejorar sustantivamente sus condiciones de vida barrial y familiar.

 
El Programa impulsado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y ejecutado en nuestra comuna por la Municipalidad de Los Ángeles, tiene por objeto contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de barrios que presenten problemas de deterioro de los espacios públicos, de los bienes comunes en copropiedad en entornos urbanos, o problemas de segregación socio-espacial y vulnerabilidad, definiendo y proponiendo una serie de soluciones a los problemas a través de un proceso participativo, integral e intersectorial, para lo cual se realiza un trabajo constante con los pobladores.

 
De esta forma, se busca recuperar espacios públicos deteriorados, mejorar las condiciones del entorno, fortalecer las relaciones sociales y propiciar barrios más integrados socialmente, no limitándose sólo a los aspectos físicos y de ordenamiento de los barrios, sino que procurando una verdadera inclusión de la ciudadanía en el desarrollo urbano.

 
Así lo señaló Pilar Espinoza, encargada social del programa “Quiero mi Barrio” en Villa Papa Juan Pablo II, quien detalló además el que en la actualidad se encuentran finalizando la segunda etapa de esta iniciativa que contempla una duración total de 36 meses.

 
“Este barrio fue seleccionado por el programa “Quiero mi Barrio” el año 2012, correspondiendo en el marco de este programa, realizar distintos talleres de fortalecimiento organizacional enfocados principalmente en dirigentes, líderes y representantes del barrio. Actualmente estamos en la fase de cierre del trabajo con ellos, para luego dar paso a la entrega de las obras de infraestructura, que corresponden a la sede social implementada en el sector, además de una multicancha y la recuperación del canal Rioseco”, detalló Pilar Espinoza.

 
En tanto, la presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo, María Eliana Zúñiga, valoró el proyecto en consideración a que este les ha permitido alcanzar grandes progresos en el lugar. Junto con ello, destacó los lazos creados entre los vecinos, valorando especialmente el trabajo que se ha desarrollado en el ámbito de la comunidad y su organización efectiva.

 
“El proyecto ha sido muy bueno para nosotros y ojalá hubiese acceso a más poblaciones para que todos pudieran acceder a estos beneficios. Estamos en una etapa en la que hasta ahora ha sido muy favorable y de mucho progreso para todos, ya que es muy provechoso el que por ejemplo, entre los vecinos hayamos generado lazos que antes no existían, porque hemos trabajado mucho en el tema de la comunidad y cómo organizarnos entre nosotros para lograr el progreso”, destacó María Eliana Zúñiga.

 
De igual forma, el Director de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Los Ángeles, Norman Garrido, expresó su satisfacción de poder participar como municipio de esta iniciativa tan importante para el desarrollo vecinal, manifestando de igual forma la voluntad de replicar este programa en distintos sectores de Los Ángeles, como una efectiva herramienta que va en directa relación a mejorar la calidad de vida de los vecinos y su fortalecimiento comunitario.

 
“Desde la Municipalidad de Los Ángeles estamos muy contentos de participar en esta etapa de formación y fortalecimiento de los dirigentes y vecinos del sector, a través de la disposición de cantidad profesionales de nuestras distintas oficinas que les entregaron a la comunidad una serie de herramientas conceptuales de gran interés para ellos, además de información que les permitirá gestionar de mejor manera sus comunidades para acceder a los distintos programas y beneficios que existen dentro del sistema público, por lo que creemos que es una labor muy importante la que estamos realizando y de gran beneficio para todos los vecinos de este sector”, manifestó Norman Garrido.

 
Cabe destacar que desde el año 2006, el programa “Quiero mi Barrio” a nivel nacional ha trabajado en 317 barrios en 100 comunas del país, beneficiando a más de 804 mil habitantes con 2.700 distintos proyectos de recuperación de barrios que presenten deterioro urbano y vulnerabilidad, desde la perspectiva de la integración social, la participación y el urbanismo ciudadano.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.