Poniendo fin a una intensa semana de actividades contenidas en el Mes de la Alimentación Saludable, el sistema municipal de salud –específicamente su Centro de Salud Familiar (CESFAM) Nororiente- desarrolló este viernes una zumbatón con una masiva participación de estudiantes.

El evento ejecutado en el frontis del establecimiento implica un reforzamiento del componente de actividad física como uno de los hábitos saludables que, complementado con un consumo de alimentos sanos, favorece el bienestar de las personas, explicó Lorena Gutiérrez, nutricionista de este CESFAM.

“En realidad este año hemos tratado de enfocarnos de esa manera, siempre hemos dicho que nos preocupamos mucho de la ingesta y no mucho del gasto y, en realidad, para poder lograr un buen estado físico, un buen estado de salud se necesitan las dos cosas: alimentación y actividad física. Este año hemos tratado de fomentar más ese tipo de actividad y eso lo hemos hecho en conjunto con la condicionante de alimentación saludable y condicionante de actividad física”, sostuvo.

Así lo entendieron los escolares de diferentes establecimientos, quienes bailaron y disfrutaron de esta actividad que los puso en el centro de la promoción de la salud.

“El trabajo de nosotros, la idea es hacerlo con el intersector. Hemos invitado a la comunidad, especialmente a los colegios donde vemos que la obesidad está bien presente y, además, a grupos organizados de la comuna, la idea es hacer una comuna saludable y ellos con su entusiasmo nos acompañan bastante bien y les gusta bastante participar”, aseveró la profesional.

 

Las actividades por el Mes de la Alimentación Saludable continuarán la próxima semana, con eventos programados en los seis CESFAM y también en la Dirección Comunal de Salud.