Una exitosa XIII versión de su tradicional muestra gastronómica “Sabores de Chile”, que fue complementada con un especial regalo de parte del área de salud municipal, desarrolló la escuela especial “Esperanza” F-905 de Los Ángeles.

El establecimiento, único de este tipo a nivel municipal se ubica en calle Almagro y atiende actualmente a unos 150 alumnos con necesidades especiales, desde los 4 a los 24 años, detalló Mónica Anabalón, su directora (S), quien destacó la realización de este evento que presentó una amplia y exquisita gama de preparaciones, propias de todo nuestro territorio nacional.

“Bueno, felices nosotros, nuevamente, de poder hacer esta muestra gastronómica que invitamos a autoridades, a amigos de la escuela para agasajarlos en realidad, agradecerles su colaboración e invitarlos para que conozcan más a nuestros alumnos, ésa es la finalidad”.

AYUDAS TÉCNICAS
En la oportunidad, y como parte del trabajo conjunto con el área de educación municipal fomentado por el alcalde Esteban Krause, representantes de la Dirección Comunal de Salud hicieron entrega de una serie de ayudas técnicas destinadas a los estudiantes.

“Yo creo en las redes y éste es un lazo que nos une con salud municipal y podemos hacer un trabajo colaborativo. Así que agradecidos en realidad de lo que nos han aportado porque va a ir en directo beneficio de los alumnos”, manifestó Anabalón.

Ema Selaive, kinesióloga de esta escuela, destacó el apoyo constante recibido desde salud, indicando que “nos han ayudado bastante a implementar nuestra sala, con un compresero, que fue el primer aporte que nos hicieron, que nos ayudó a disminuir la plasticidad de nuestros pacientes y poder trabajar de mejor forma. También nos han colaborado con material para realizar curaciones y ahora nos implementaron con una gran cantidad de aparatos ortésicos, lo cual también facilita el trabajo kinésico, que son instrumentos para poder poner a los niños de pie, inmovilización de extremidades y lo más fabuloso que nos regalaron ahora fue una camilla de transporte para accidentados, que no teníamos”.

Los implementos facilitados corresponden a una tabla estabilizadora, 4 cuellos ortopédicos, 5 muletas, 2 fajas ortopédicas, 3 kit de curación y 2 cuñas ortopédicas para rehabilitación, entre otros.