Tras inaugurar oficialmente este jueves el Servicio de Atención Primaria de Urgencia (SAPU) en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) Nuevo Horizonte, el sistema de salud de la Municipalidad de Los Ángeles completó su red de dispositivos de urgencia primaria en nuestra comuna.

En la actividad, encabezada por el alcalde Esteban Krause, estuvieron también las concejalas Teresa Stark, Myriam Quezada, Francisca Guzmán y María Barra, y el concejal Leonet Rosales; además de directivos del Servicio de Salud Bío Bío, de la Dirección Comunal de Salud, directores de los seis CESFAM, junto a trabajadores de salud y representantes de la comunidad.

Todos ellos concordaron en el avance que implica contar con este servicio, el cual inició su marcha blanca en mayo pasado, recibiendo principalmente a vecinas y vecinos de la zona norponiente de Los Ángeles, de Villa Los Profesores, Lomas de Santa María, Villa Génesis, entre otros sectores poblacionales.

“Éste es un esfuerzo importante el que estamos realizando, no solamente desde el punto de vista de la infraestructura, sino también desde el punto de vista económico. Aquí tenemos que señalar que tenemos que pagar horas médico, horas secretaria, horas enfermera; pero lo hacemos con mucho gusto y con mucho entusiasmo porque con eso estamos respondiendo a la gente de este sector en particular. Llevamos 3 meses en una ‘marcha blanca’ y de acuerdo con las estadísticas hemos atendido a unas 2.500 personas mensualmente, eso quiere decir que había una gran demanda, ésta es una modalidad distinta de atención en el tema de urgencia, descongestionamos la urgencia del hospital y aprovechamos de acercar este servicio a la comunidad”, sostuvo el alcalde Krause.

Sus palabras fueron compartidas por la presidenta de la comisión Salud del Concejo Municipal, Myriam Quezada, quien expresó que “era una prioridad poder complementar los SAPU en todos los centros de salud familiar, incluyendo la atención de este tipo en Santa Fe, que es rural, y yo creo que de esa manera el sistema está con bastante fortaleza para poder enfrentar las vicisitudes de salud de la comuna de Los Ángeles y descongestionar de paso el sistema hospitalario”.

Los otros integrantes de esta misma instancia, María Barra y Leonet Rosales, plantearon que “todos sabemos que todo este sector antes tenía que concurrir al Hospital Base, entonces ahora van a tener su atención aquí en el SAPU y yo encuentro que es una gran ayuda y un gran progreso para este sector” y “sin dudas es un momento feliz para la comunidad, el contar con un servicio de urgencia ‘a la mano’. Lo que sí cabe hacer presente, que nuestros vecinos lo tengan claro, independientemente del lugar donde ellos vivan pueden hacer uso del SAPU que ellos quieran, porque es de libre elección. Así que ése es un punto importante y ahora bueno, feliz por este logro que tiene la comunidad”, respectivamente.

A nombre de la comunidad organizada María Loyola, presidenta del consejo de desarrollo del CESFAM, indicó que “para nosotros es muy importante porque acá ya muchos habitantes, mucha población que está creciendo todos los días y el SAPU Norte ya no daba abasto. Aquí estamos muy conformes con este SAPU porque hay mucha gente que vive alrededor de acá y ha sido bueno”.

CAMPAÑA DE BUEN TRATO
En la oportunidad, el jefe comunal insistió en la necesidad de fomentar y reforzar el buen trato entre funcionarios y usuarios; e hizo un urgente llamado a las diferentes comunidades, a resguardar las instalaciones y el mobiliario de estos recintos, cuya disposición beneficia a un importante número de personas ya que entre todos acogen a 8.500 pacientes cada mes.

“Nosotros estamos haciendo una campaña, no solamente en los temas de atención de salud, sino que debe ser un tema transversal en todos los servicios públicos y en particular en la Municipalidad que la relación que exista entre el usuario y los funcionarios debe ser de respeto, de cordialidad, de comprensión en algunos casos y nosotros estamos haciendo un llamado no solamente a nuestros funcionarios, que deben entregar la mejor atención, el mejor esfuerzo, sino que también a nuestros usuarios. El respeto tiene que ser mutuo, el ponerse en el papel del otro tiene que ser una cuestión constante y permanente”, detalló.

Para entregar un mejor servicio, cada turno de SAPU funciona con dos médicos, una enfermera, un kinesiólogo, dos Técnicos en Enfermería de Nivel Superior (TENS), dos administrativos, un auxiliar de servicio y un técnico paramédico de farmacia.

Tal cual el resto de los SAPU urbanos de Los Ángeles, este recinto atiende de 17:15 a 23:00 horas, de lunes a viernes; y de 9:00 a 22:30 horas, los sábados, domingos y festivos.