Alrededor de 44 mil personas de Los Ángeles que padecen enfermedades crónicas –y casi 65 mil usuarios considerando a toda la provincia- se verán beneficiadas con un oportuno acceso a sus medicamentos tras la puesta en marcha en Bío Bío del Fondo de Farmacia anunciado por la Presidenta Michelle Bachelet.

En la práctica, la medida establece que cuando el paciente llegue a la farmacia de un establecimiento de la red pública de salud y no encuentren el medicamento para tratar su diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, colesterol o triglicéridos altos, podrán reclamar, y la entidad respectiva deberá proporcionárselo dentro de 24 horas hábiles.

El lanzamiento de esta iniciativa se efectuó de manera conjunta entre la Municipalidad de Los Ángeles y el Servicio de Salud Bío Bío, oportunidad en la cual el alcalde Esteban Krause destacó que esta determinación significará una sustancial mejora en la calidad de la atención de la comunidad, tal cual es el objetivo del municipio.

“Muchas veces, cuando no teníamos remedio, teníamos que pedirles a los pacientes que los compraran, teníamos que pedirles que volvieran en un tiempo más; hoy día, en este convenio, en este trabajo conjunto con el Ministerio de Salud y con el Gobierno, vamos a poder –efectivamente- responder en forma inmediata, vamos a tener la obligación de entregar los remedios y para eso vamos a tener que también trabajar muy de la mano con el Servicio de Salud, para manejar los stock, para manejar los requerimientos de los pacientes, en ese sentido también para el sistema comunal es una gran oportunidad de entregar un mejor servicio”, sostuvo.

Marta Caro, directora (S) del Servicio de Salud Bío Bío, aseguró que esta estrategia conlleva acciones que garantizarán la existencia permanente de los medicamentos, evitando cualquier tipo de desabastecimiento en los centros de salud.

“Tenemos dos ámbitos. Uno es un stock crítico que permanecerá en el Servicio de Salud ante cualquier falta eventual que exista en la red y también los recursos que son alrededor de $511 millones que son para la adquisición de fármacos para toda la atención primaria del Servicio de Salud Bío Bío”.

POSITIVA REACCIÓN
Entre los beneficiarios, quienes recibieron estampada en su carnet de control esta nueva garantía para su salud, hubo solamente satisfacción y agradecimiento.

“Es una noticia para nosotros muy placentera, porque con eso nos aseguran los remedios para todo el resto de nuestra vida, porque ya que tenemos una enfermedad que es por siempre, pero que está siendo muy bien tratada aquí. Continuamente tenemos control con enfermera y médico, para la hipertensión nos hacen un blanqueo periódicamente y cualquier cosa nos da remedios extras el médico para poder controlar nuestra afección, porque la hipertensión es una enfermedad que si no es bien tratada, aumenta, pero bien tratada se mantiene muy bien uno”, opinó Jully Opazo.

José Sepúlveda manifestó, por su parte, que “estoy muy agradecido porque hemos estado los dos enfermos con mi señora, mi señora está en silla de ruedas ya y si llegamos a esto tendríamos más ayuda por los remedios porque a ella a veces le faltan”.

En Los Ángeles, en torno al 23% de la población presenta alguna enfermedad crónica, lo cual equivale a casi 44 mil personas. De éstos, 22.517 son hipertensos, 8.409 diabéticos y 13.285 son dislipidémicos, según el último sondeo disponible.