Abuelitos del Hogar Don Orione, perteneciente a la Obra  del Pequeño Cottolengo,  recibieron  la visita de las profesionales del Centro Integral de la Mujer, quienes llevaron regalos consistentes en gorros y bufandas para que estén más calentitos este invierno, confeccionadas especialmente para ellos por las monitoras del taller de tejido de este centro.

En la ocasión más de 50 adultos mayores disfrutaron de una tarde llena de emotivas sorpresas, entre estas  una rica once y la presencia del grupo folclórico del Coro Polifónico Añoranzas,  integrado por un grupo de profesores jubilados que demostraron todo su cariño hacia los abuelitos que allí se encontraban.

Además del grupo de baile del Centro Integral del adulto Mayor, a cargo de la monitora Marinka Ortiz, quienes bailaron con algunos integrantes del hogar, haciéndolos recordar sus años de juventud y sacando más de una sonrisa.

El ánimo festivo llevó a varios de los residentes  a mostrar sus actitudes artísticas lo que se reflejo en que dos abuelitos se atrevieran a cantar y recitar, recibiendo una ovación de parte de los que allí se encontraban, demostrando con esto que a pesar de sus enfermedades que los limitan, de la soledad y de los años, se sienten muy valorados cuando reciben gestos de cariño.

“Sin  duda es una entrega valiosa para nuestro hogar, como todos han podido apreciar  los abuelitos han podido disfrutar de un momento grato, los hizo regresar a un pasado lleno de momentos felices y eso no tiene  precio. El apoyo de la municipalidad siempre es bienvenido. Dentro del calendario que nosotros tenemos esperamos que pase el frio  y vamos agendar otras actividades con colaboración con el municipio”. Indicó el hermano Juan Daza religioso de la obra Don Orione  y Director de la Institución.

En este sentido la  misión que se persigue con la atención del adulto mayor en el Hogar Don Orione es cumplir el objetivo de la obra, que es la de evangelizar, mostrando a la comunidad un modelo de atención humanitaria cristiana, dirigida hacia los más necesitados, brindándoles un ambiente de dignificación a través de una familia sustituta que los acoja.

Recordemos que este hogar, atiende a adultos mayores indigentes o de escasos recursos, muchos de ellos sin familia, actualmente alberga a 110 personas, la mayoría de ellos semi postrados, que  reciben alimentación, atención médica y terapia a través de programas especiales como alfabetización y gimnasia.

Para atenderlos este recinto  cuenta con 46 auxiliares de trato directo y un equipo profesional multidisciplinario, formado por un médico, dos enfermeras, una kinesióloga y una asistente social.

El trabajo que realizamos hoy en este hogar con los ancianos es parte fundamental del compromiso de nuestro Alcalde Esteban Krause, a partir de este pequeño gesto queremos contribuir a entregarles compañía, cariño y dignidad, es por esto que ya estamos trabajando hace meses con los profesionales del hogar para traerles talleres, operativos de belleza e integrarlos y entregarles afecto. Manifestó Claudia Tapia, Encargada del Centro Integral de la Mujer.

Cabe indicar, que estas instancias se realizan a partir del respeto que merece todo ser humano valorando todas las cualidades y capacidades,  procurando su integración en la medida de sus posibilidades y mejorando cada día su calidad de vida, entregándoles atención compañía, dignidad y cariño en el ocaso de su vida, cuando la mayoría sólo se tiene a  sí mismo.