Una leve alza en el porcentaje de consultas respiratorias, de un 52,5% del total de atenciones en mayo; a un 60% de la demanda, en junio; y un 62% de ese universo, en julio, han experimentado los dispositivos de emergencia de salud comunal, constituidos por los 5 Servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU) y el Servicio de Urgencia Rural (SUR) de Santa Fe.

“En realidad hay un aumento de la consulta de tipo respiratoria. Para ello, nosotros como Comunal de Salud tenemos dispuesto la apertura de todos los SAPU en los cinco CESFAM urbanos y de la Urgencia Rural de Santa Fe en el CESFAM Rural de Santa Fe. Dentro de lo que es la disponibilidad de consultas médicas, se priorizan a los niños menores de 5 años y a los adultos mayores de 65 años”, explicó Jacqueline Catalán, jefa de Área Técnica de la Dirección Comunal de Salud.

La profesional añadió que como parte de la campaña de invierno impulsada por el Ministerio de Salud, los cinco SAPU y la Urgencia Rural de Santa Fe están reforzados actualmente con horas de kinesiólogo para hacer frente, de mejor manera, a las patologías que se incrementan en esta época del año debido a la presencia de cierta clase de virus.

“Hemos tenido algunos casos de virus influenza que se ha dado en algunos adultos mayores y en niños menores de 1 año, que ellos sí tenían acceso a poderse vacunar y han sido personas que no se han vacunado. También hay la presencia de sincicial respiratorio y de otros tipos de virus respiratorios”, detalló.

Catalán llamó a la población a no consultar en CESFAM y servicios de urgencia ante la primera señal de enfermedad, sino que intentar controlar ese incipiente malestar con cuidados en el propio hogar, tomando abundante líquido y reforzando las medidas preventivas generales.

Entre éstas están el evitar aglomeraciones, exposición a fríos intensos sin el abrigo necesario, cambios bruscos de temperatura y la contaminación intradomiciliaria, que se da por secar ropa dentro de la casa o calentar agua sobre las estufas.