Con una gran actividad didáctica, enfocada a niños, jóvenes y apoderados de la Villa San Luis Urbano, se realizó el lanzamiento del Programa Reforzamiento Escolar, enmarcado en los Operativos Psicosociales que la Oficina de Seguridad Comunal, entidad dependiente del municipio angelino desarrolla en este sector desde el mes de enero de este año.

Durante esta jornada, los profesionales de esta entidad desarrollaron una serie de actividades para motivar y crear vínculos positivos entre los  entre tutores y la comunidad, generando un ambiente de participación ciudadana en un clima de inclusión social que busca favorecer el desarrollo  integral de niños y jóvenes de este sector.

Este Programa de refuerzo y apoyo escolar, busca  favorecer la Integración socioeducativa,  el desarrollo de habilidades y capacidades en los pequeños, con el objetivo de disminuir el porcentaje de deserción escolar que se refleja en las altas cifras de vulnerabilidad social que presenta este reconocido barrio de  nuestra comuna.

Este proyecto piloto que se desarrolla en  Villa San Luis Urbano, ha permitido conocer  datos concretos, para elaborar un  diagnóstico claro, el que ha permitido entregar  las directrices para que los distintos profesionales de esta entidad municipal, pongan en marcha un programa de prevención para evitar  la ocurrencia de posibles conductas socio delictivas, con actividades focalizadas tanto en padres  como en los hijos.

La metodología de este taller, permite que niños y jóvenes  entre 6 a 14 años tengan acceso a nivelación de estudios básicos, los que son asistidos por  profesores que son voluntarios, que cursen o estén  egresados de alguna carrera de educación superior que manifiesten interés por el trabajo comunitario con  niños y niñas y que estén  dispuestos a comprometerse con el programa. Estos son capacitados con objeto de orientar su trabajo socio educativo, en la forma y en los contenidos en que el programa debe ser dictado.

 Al comienzo esta contemplado que los  talleres de reforzamiento se realizarán  una vez por semana, medida que será analizada en el transcurso del desarrollo de este plan piloto, el que puede ir en  aumento dependiendo de la demanda de la comunidad y cantidad de voluntarios que estén comprometidos con este.

Dentro de los resultados esperados por este proyecto, se consideran puntos tan importantes como lo son, el incremento de las notas del alumno, su permanencia en la educación formal, la adquisición de hábitos de estudio, reforzamiento de  habilidades socio afectivas, y buen comportamiento con sus pares y sus familias.

Cabe indicar, que para inscribirse en este programa los  niños y jóvenes,   deben estar  cursando  actualmente algún nivel de educación escolar básica. Además, se requiere que el apoderado firme un  compromiso simple, donde este se involucre y se responsabilice en este cambio sociocultural que pretende afectar positivamente a su hijo o hija, ya que este trabajo debe realizarse de manera asociativa con el grupo familiar.