Con 14 nuevas monitoras de salud, que concentrarán su trabajo en áreas de influencia rurales del establecimiento, cuenta el Centro de Salud Familiar (CESFAM) Dos de Septiembre de Los Ángeles.

La labor que éstas desarrollarán tiene que ver con velar por la salud física de los usuarios de sus sectores y también con aportar a la disminución de los factores de riesgos existentes allí mediante sus intervenciones y futuras coordinaciones entre ellas y el recinto de salud.

Desde el CESFAM, se espera que las escogidas para asumir esta función sean reconocidas por la comunidad y por las principales entidades de los lugares donde se desenvolverán, además de constituirse en un puente entre los usuarios y la institución.

Esto permitirá que no solamente el centro de salud tenga un acercamiento positivo a la comunidad rural, si no que estos monitores sean un aporte real y provechoso en la vida de quienes les tocará relacionarse, promoviendo estilos de vida saludable y factores protectores psicosociales.

La elección de estas monitoras se hizo sobre la base de los problemas de salud detectados a través del diagnóstico comunitario realizado en 2013 por el CESFAM, tras lo cual se concretó un proyecto que tuvo como objetivo capacitarlas para que puedan apoyar en este tema tan relevante para la población, en sus diferentes zonas.