Tras 37 años los dirigentes y jugadores del Club de Rayuela Sol de Bío Bío del sector Domingo Contreras Gómez, cumplieron el sueño de tener una cancha donde practicar su deporte, dejando atrás, los años de donde practicaban en la calle, sin las condiciones de dignidad que ellos merecían.

Estas  nuevas instalaciones cuentan con una sede que les permitirá  realizar sus reuniones, con  servicios sanitarios, iluminación y seguridad.

“Los integrantes del Club de Rayuela Sol de Bío Bío, esperaron durante años tener un espacio adecuado donde desarrollar su actividad deportiva, practicaban en la calle, sin servicios sanitarios sin un lugar donde realizar sus reuniones,  sin las condiciones necesarias y el que hoy podamos entregarles estas canchas es un gran logro no solamente para  ellos,  sino que para todos los vecinos del sector, ya que recuperamos este terreno que estaba abandonado, y que era utilizado por algunos delincuentes y se lo estamos entregando a la comunidad.” Manifestó el Alcalde Esteban Krause.

Recordemos que en este terreno  se encuentra emplazado  además  un Centro Cívico Cultural,  y una sede social para Club Deportivo “Baquedano”; iniciativas que implicaron una inversión de casi 116 millones de pesos, las que se enmarcan dentro del Plan de recuperación de espacios comunitarios en la población Domingo Contreras Gómez.

“Le agradezco al Alcalde Esteban Krause, estas canchas que hoy nos entrega, llevamos 37 años esperando que se concretará este sueño, somos 50 socios y hoy podemos decir que esto es histórico para nuestro sector, contamos con un espacio seguro y adecuado, esperamos seguir trabajando con el municipio y con la primera autoridad para seguir engrandeciendo la rayuela en nuestra ciudad”. Indicó Raúl Espinoza, Presidente Club de Rayuela Sol de Bío Bío.

Cabe indicar, que la primera autoridad comprometió los esfuerzos para seguir mejorando el entorno del lugar, por lo que se espera que más adelante se pueda techar el perímetro de las canchas, se implemente el espacio destinado a la cocina de la sede y se planten árboles para hermosear los espacios del lugar.