Cuarenta voluntarios pertenecientes a la Primera Compañía de Bomberos fueron sometidos esta semana al Examen Médico Preventivo del Adulto (EMPA), gracias a la coordinación realizada para tal efecto con la Dirección Comunal de Salud de la Municipalidad de Los Ángeles.

La actividad, a cargo del Centro de Salud Familiar (CESFAM) Dos de Septiembre, tuvo por objetivo evaluar el estado de salud y detectar eventuales riesgos cardiovasculares en los integrantes de este grupo minimizando de esta manera algún problema que pudieran presentar, por ejemplo, en medio de una emergencia.

Elizabeth Chavarría, enfermera del CESFAM Dos de Septiembre, detalló lo ofrecido en esta oportunidad, indicando que “dentro del preventivo está el control de peso y presión arterial; evaluación nutricional, control de la glicemia y el colesterol y, además, la evaluación de algunos hábitos como el consumo tabáquico y el de alcohol”.

Como parte de una estrategia de desarrollo organizacional, este año Bomberos creó un departamento de salud conformado por profesionales de esta área que se desempeñan, a su vez, en distintos establecimientos, incluidos recintos de atención primaria de Los Ángeles.

Jonathan Pérez, psicólogo del CESFAM Rural Santa Fe es uno de ellos y fue también parte activa en esta iniciativa.

“Esto es como la primera parte de la actividad, ahora viene el poder revisar toda la información, conocer cuál es el estado de salud de los voluntarios y al haber un número considerable, importante de necesidad física ver algún tipo de intervención, ya sea actividad física en la compañía, adquisición de máquinas como para facilitar o favorecer un poco la actividad física, el ejercicio cardiovascular y, obviamente, mejorar estos indicadores”.

El EMPA, dirigido preferencialmente a hombres de 20 a 44 a años y a mujeres de 45 a 64 años es entregado gratuitamente, a usuarios de Fonasa, en todos los CESFAM de Los Ángeles.