Por segundo año consecutivo la escuela rural La Quebrada, fue certificada por la UNESCO, respaldando así el trabajo realizado en torno a uno de sus principales sellos: «La educación artística y cultural».

Dicha certificación se realiza en el marco de la Semana de la Educación Artística y reconoce al establecimiento por su valioso aporte en esta celebración, que busca fomentar en los niños un mayor desarrollo a través de las distintas expresiones del arte y la cultura.

Así lo confirmó la directora del establecimiento, Angélica Del Canto. “Este es uno de nuestros sellos educativos, dado que el desarrollo en estas áreas permite el fortalecimiento de habilidades en edades tempranas y, por lo tanto, el equipo realiza un esfuerzo permanente por realizar actividades que vayan en función de ello. Asimismo, esta no es una tarea fácil ya que nos encontramos en un sector rural bastante alejado del radio urbano, por lo que nuestros alumnos lo valoran aún más”, señala.

Durante este año se desarrollaron actividades tales como teatro, a cargo del actor Sergio Muñoz de la Compañía Perfiles y Siluetas; talleres de yoga, a cargo de Yasna González; clínica de música a cargo del docente Fabián Marín; murales a cargo de docentes y alumnos; taller de fotografía asesorados por el profesor de la Universidad de Concepción Esteban Cárdenas y visitas a Museo Artequín, Paseo Estero Quilque y edificios patrimoniales de la ciudad, destacando el Centro de Estudios Sociales Enrique Mac Iver y Diario La Tribuna.