Cerca de 16 mujeres son las que conforman el Taller Laboral La Montaña, ubicado en la Delegación Santa Fe de Los Ángeles. Se trata de un pequeña localidad rural, pero que a base de mucho esfuerzo y dedicación, un grupo de personas se reencuentran todos los martes para aprender nuevas cosas y técnicas en materia de confección.

Se trata de uno de los cerca de 300 talleres que imparte el Centro Integral de la Mujer del municipio, y que trata exclusivamente de corte y confección y decoración de interiores, y que en durante este año ha permitido que este grupo de personas pueda poner en práctica sus mejores habilidades.

Floreros hechos de papel, asientos confeccionados con botellas y camisas hechas de tela, son sólo algunas de las cosas que con mucha innovación estas mujeres han aprendido de la monitora Yasna Delgado, que durante este año ha enseñado sus mejores técnicas con el objetivo que estas aprendan y puedan aplicarlo en su vida diario y a la vez poder vender estos productos.

“Se les enseña realizar cosas muy innovadoras pero de una forma simple y sencilla para que a futuro ellas puedan sacarle provecho. De hecho ya hay algunas de ellas que han vendido varias cosas de las aquí realizan y eso es un orgullo para mí porque ese es el objetivo de este taller” señala la monitora del taller.

Asimismo, una de las participantes y presidenta del taller laboral La Montaña, Clementina Novoa, indica que “hemos sentido el respaldo del municipio en todo lo que realizamos porque el hecho de que nos envíen alguien que nos enseñe, habla de que están apoyando el emprendimiento en esta zona”, agregando que “esto nos ha permitido generar algunos ingresos, porque la mayoría de nosotras hemos aprendido muy bien todas las técnicas de estos accesorios”.

La encargada del CeMujer, Claudia Tapia, por su parte sostiene que el municipio tiene mucho interés en seguir apoyando este tipo de emprendimiento, razón por la cual durante el 2014 se generarán nuevos talleres, en donde el principal objetivo es que todas las mujeres se sientan integradas y puedan ir rotando para que conozcan y se inserten en otras capacitaciones y aprendan cosas nuevas.

“Ellas son mujeres muy creativas, y han demostrado que se pueden crear cosas muy útiles y creativas a partir del reciclaje, pero también esto para ellas es una verdadera terapia, porque realizan lazos de amistad y conocen otras experiencias lo cual es tan importante como lo anterior. Para este próximo año tenemos nuevos desafíos, para lo cual queremos agregar nuevos talleres y a la vez integrar cerca de mil mujeres más”. Concluye Claudia Tapia.