Facilitar el intercambio de experiencias, prácticas y sistematizaciones en torno a la medicina y salud familiar fueron los objetivos de las jornadas de centros semilleros formadores de médicos de familia, desarrolladas este jueves y viernes conjuntamente por el Servicio de Salud Biobío, la Municipalidad de Los Ángeles -a través de su área de salud- y la Universidad de Concepción.

La actividad fue inaugurada por Andrea Neumann, jefa de la División de Atención Primaria (Divap) del Ministerio de Salud, quien resaltó la importancia de la atención primaria en el cuidado de la salud de las personas, y el rol de los médicos de familia en la gestión, indicando que “los médicos familiares son los especialistas de la atención primaria, son muy buenos gestores, son muy resolutivos, son los mejores trabajadores para la comunidad, entonces son ideales para un centro de salud familiar y por ende son mucho más efectivos y muchos cercanos para el usuario”.

La directora del Servicio de Salud Biobío, Marta Caro, también resaltó el esfuerzo que ha realizado la red asistencial de la provincia por implementar el modelo de salud familiar y la importancia de los médicos de familia en esta tarea.

«Yo creo que éste es un aprendizaje conjunto, porque hemos ido creando e innovando, yo creo que eso es una gran oportunidad que como servicio y como red hemos desarrollado y queremos seguir impulsando porque estamos convencidos que el médico de familia es muy importante y que debemos llegar a la meta de que un 50% de la dotación médica sean médicos de familia”, puntualizó.

Actualmente, la red asistencial cuenta con 4 centros formadores o “semilleros”: el Cesfam Norte, el Cesfam Nororiente, el Cesfam Nuevo Horizonte y el Cesfam 2 de Septiembre, todos los cuales son de la comuna de Los Ángeles. Marta Aravena, directora (S) de la Dirección de Comunal de Salud, remarcó que “nosotros cumplimos 25 años de instalada la salud familiar en Los Ángeles, por lo tanto no es casualidad de que una universidad de prestigio, como la Universidad de Concepción, que comenzó este camino con nosotros de la salud familiar, haya elegido a la comuna de Los Ángeles y a sus centros de salud familiar, como cuna semillero, como cuna de centros formadores para el desarrollo de la estrategia.”

Precisamente, la Universidad de Concepción ha cumplido un rol fundamental en la formación de médicos de familia, trabajando en alianza estratégica con el Servicio de Salud Biobío desde hace muchos años. En ese sentido, el decano de la facultad de Medicina, Raúl González, manifestó su satisfacción por los logros alcanzados. “La verdad es que estoy impresionado que se esté llegando a lo que hoy día vimos con esta jornada, una cantidad de asistentes, autoridades de distintos niveles del ministerio, servicio, municipio, más bien porque conozco el inicio de cómo empezó esto, en los años 90′ la Universidad de Concepción acogió esto, además con algunas dificultades, porque las visiones no eran compartidas, era una novedad esto de la medicina familiar, pero nosotros fuimos hinchas del tema y seguimos y apoyamos el desarrollo de este programa”

Actualmente, existen 19 médicos de familia trabajando en la red asistencial del Servicio de Salud Biobío, de los cuales 15 se encuentran distribuidos en los distintos CESFAM angelinos, mientras que los otros restantes están en diferentes comunas de la provincia, y este año por primera vez uno de ellos entregará su atención en un hospital de la familia de la comunidad, en este caso el Hospital de Laja.

Los centros semilleros son centros de salud familiar formadores de especialistas en medicina familiar para la atención primaria.