Degustaciones saludables, concursos y educación a las usuarias y usuarios fueron los ingredientes principales que tuvo la celebración comunal del Día Mundial de la Alimentación.

La actividad se desarrolló en la Plaza Pinto y así, demostrativamente, mediante la entrega de preparaciones “novedosas” se enfatizó en el consumo de productos sanos como la mejor manera de prevenir enfermedades cardiovasculares y mantener una buena calidad de vida, explicó Sandra Muñoz, nutricionista de la Dirección Comunal de Salud.

“La verdad es que está más que comprobado que el consumo de alimentos saludables –ya sean frutas o verduras- nos ayuda a prevenir muchas enfermedades y a mantener un estado de salud óptimo que realmente es nuestro foco como sector salud. La verdad es que cuando ya hay una enfermedad instaurada, estamos llegando tarde. La idea es evitar la enfermedad a través de un estilo de vida saludable, con alimentación y actividad física”.

Fue un evento a cargo de nutricionistas de los diferentes CESFAM de nuestra comuna -apoyado por profesores de Educación Física- que fue muy bien valorado por el público, principalmente conformado por comerciantes y clientes de la feria Prodesal que funciona allí cada viernes.

Rosa Molina destacó que fue “bonita. Porque así uno come más sano y así también se cuida la salud, yo que tengo diabetes”. Ema Molina, por su parte, opinó que fue “buena, buena. Excelente. Porque ahora mismo degusté zanahoria, igual degusté del stand Santa Fe zapallo italiano y estaba exquisito, así que no hay dónde perderse. Todo sano”.

La celebración comunal realizada en la Plaza Pinto se suma a una serie de eventos ejecutados en cada centro de salud familiar, CECOSF y postas rurales de Los Ángeles para demostrar la importancia que tiene la alimentación saludable para nuestras vidas.