Al mediodía de hoy,  el alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause, despidió al primer grupo de 100 menores que participará del Centro Recreativo Popular de Invierno, que se desarrolla en el Liceo Llano Blanco.

Doscientos menores de 8 a 13 años, provenientes de los distintos establecimientos educacionales municipalizados de la comuna, podrán disfrutar de vacaciones recreativas durante esta temporada que se distribuirá en dos etapas, la primera de ellas, comenzó hoy y finaliza este viernes, mientras que la segunda comienza el próximo lunes 20 regresando el 24 de julio.

Los pequeños partieron  desde el Gimnasio Municipal con rumbo al Liceo Llano Blanco, en compañía de sus monitores, con quienes podrán desarrollar actividades, enfatizando la alimentación saludable, actividad física y diversos talleres, entre los que destacan pintura, manualidades, deporte, música y especialmente el de derechos del niño, tema muy importante para este campamento.

El alcalde señaló que el municipio está haciendo todos los esfuerzos para que los niños se entretengan y estén seguros al interior del Campamento, por lo que los padres de estos niños deben estar tranquilos en ese aspecto, así como también se realizan los mejores esfuerzos en que los niños se encuentren cómodos y acogidos en el lugar.

En la oportunidad, Krause también se refirió a la aprobación de la ley de kínder obligatorio, recientemente aprobada, y en este aspecto señaló que la educación municipal local, debe mejorar considerablemente su estructura, porque con lo que hoy se tiene, no están los espacios necesarios para satisfacer la demanda que de seguro va a aumentar, y en este sentido agregó, el municipio se encuentra trabajando fuertemente en un Convenio con la Junta Nacional de Jardines Infantiles, para lograr la construcción de nuevos establecimientos, destinados a satisfacer las necesidades educativas de esos aproximadamente 2000 niños que actualmente no asisten a la educación prebásica, especialmente en el sector rural de la comuna.

El municipio avanzará en generar en construir nuevos establecimientos, la nueva ley beneficia a las familias, ya que sus niños pueden permanecer en el sistema educativo, lo que se debe hacer es armar bien los primeros días de matrícula, asimismo indicó que los séptimos y octavos deberán trasladarse a los liceos, por lo que hay sin duda se generar los espacios necesarios para readecuar los espacios físicos para acoger más matrícula.