Santa Fe y su centro de salud familiar fueron el epicentro de la moda y del cuidado del medio ambiente, a través del reciclaje.