De los mejores y más tradicionales sabores de la comida belga disfrutaron los adultos mayores «Renovados» del CESFAM Dos de Septiembre.

Esto, en el marco del proyecto de intercambio cultural que este centro de salud lleva a cabo con el municipio de Diest, Bélgica, y que ha redundado en una serie de acciones que apuntan al autocuidado de los usuarios del establecimiento.

“En general, nuestro CESFAM siempre está preocupado de generar nuevas actividades en el tema comunitario y esto se enmarca en una actividad más del equipo comunitario que tenemos donde lo que pretendemos es interactuar constantemente con la comunidad, por una parte y vimos que ésta era una oportunidad justamente para generar un espacio abierto y de intercambio cultural, que es lo que hemos propuesto para hoy”, explicó Margarita Fuentes, profesional del establecimiento.

En cuanto a la preparación, ésta estuvo a cargo de las entusiastas monitoras de salud del CESFAM, asesoradas en esta tarea por sus amigos extranjeros.

“Hicimos una interacción entre un grupo de adulto mayor, que se llama ‘Renovados’ más un grupo de adultas que son las monitoras de salud con las que contamos en el CESFAM. Entonces, la idea era reunir a estos grupos que ya están organizados en la comunidad para hacer promoción de salud en el sentido de ‘podemos reunirnos, pasarlo bien, cuidarnos los unos a los otros’ a través de la comunicación, a través del estar juntos y esto ha sido un momento de eso, de compartir y de estar juntos”, puntualizó.

En definitiva, lo que se busca a través de estas acciones y alianzas estratégicas, es fomentar espacios de participación y el autocuidado de la salud física y mental, por medio de la agrupación entre pares y la adecuada utilización del tiempo libre.