El Centro Integral del Adulto Mayor, oficina dependiente de la Municipalidad de Los Ángeles, fue el espacio escogido para el lanzamiento provincial y en nuestra comuna de la campaña de vacunación contra la influenza 2016.

Precisamente, este segmento de edad es uno de los que históricamente ha presentado, junto a las embarazadas, una de las más bajas coberturas en el marco de esta iniciativa nacional por lo cual las autoridades llamaron, especialmente a los integrantes de estos grupos, a la prevención y al autocuidado en este tema.

“El día 14 de marzo se dio en el Ministerio (de Salud) el vamos a la campaña de vacunación contra la influenza, se va a extender por dos meses, hasta el 13 de mayo, o en realidad hasta que cumplamos con el 90% de cobertura esperada para esta campaña”, informó Andrea Gómez, encargada del Programa Nacional de Inmunización (PNI) de la Seremi de Salud provincia de Bío Bío.

La profesional explicó que el objetivo fundamental es prevenir la mortalidad y morbilidad grave, que se asocian a mayor riesgo de muerte y complicaciones causadas o secundarias derivadas del virus influenza.

El alcalde Esteban Krause, por su parte, manifestó que esta actividad, que convocó a unas 50 vecinas y vecinos, es una demostración de la importancia que el municipio da a los adultos mayores, más todavía en temas tan relevantes como su salud.

“Lo que tenemos que hacer es sensibilizar a la población, es en lo que estamos hoy día con un grupo importante de población objetivo, como son los adultos mayores; pero también estamos poniendo a disposición de este programa toda nuestra red de atención primaria y, más encima, estamos generando un esfuerzo adicional –junto con el Ministerio de Salud- como son vacunatorios ambulatorios”.

Lo anterior –además de la vacunación en CESFAM, de 8:30 a 16:30 horas de lunes a jueves y de 8:30 a 15:30 horas, los viernes- se suma a la posibilidad de inmunización en una caja de compensación y en vacunatorios privados, todo de manera gratuita para los beneficiarios.

RESPONSABILIDAD SOCIAL
Beatriz Martínez, subdirectora médica del Servicio de Salud Bío Bío, insistió en la necesidad de que los grupos considerados por la campaña, principalmente las embarazadas a partir de la semana 13 de gestación, niñas y niños de 6 meses a menos de 6 años, personas de 65 y más años y pacientes afectados por enfermedades crónicas, cumplan con su “responsabilidad social” y accedan a sus dosis lo antes posible, al igual que los funcionarios públicos y trabajadores de plantas avícolas y criaderos de cerdos. Esto, considerando que el efecto de la vacuna se concreta en 2 a 3 semanas.

“Las vacunas son seguras, las vacunas que tenemos en Chile pasan todas las normas de calidad. La gente se moría mucho antes de que existieran las vacunas, el problema es que –como hemos ido superando esto, gracias a la misma vacunación- la percepción del riesgo ha ido disminuyendo”, planteó.

En 2015, la cobertura general alcanzada por nuestra comuna fue de 86,4%. Sin embargo, en embarazadas este porcentaje fue de 64% y en adultos mayores, de tan solo 60,9%.

Este año, en la provincia de Bío Bío, 123 mil personas serán beneficiarias de la campaña, de las cuales casi el 45% pertenece a Los Ángeles.