Su disposición a aportar como mediador para la entrega de una solución rápida y satisfactoria a los trabajadores de parquímetros, quienes desde inicios de esta semana se encuentran en huelga solicitando mejoras en sus condiciones laborales, expresó el alcalde Esteban Krause.

El jefe comunal recibió a los representantes de este grupo, y junto con lamentar la situación en la que se encuentran hoy, emplazó a la empresa ECM a que busque todas las vías para resolver este conflicto y entregar a los demandantes una respuesta justa a sus necesidades.

“Siempre en estos conflictos hay que ceder, siempre en los conflictos hay que generar preocupación, en este caso yo creo que los trabajadores tienen razón en sus demandas, pero también hay que acercarse, conversar y una de las cosas que ha quedado claro en esta reunión –y también me han solicitado los trabajadores- es que yo interceda ante la empresa para que efectivamente pueda resolver, legalmente, resolver de la mejor manera”.

 INTERESES RESGUARDADOS
Por otra parte, Krause aseguró que no existe riesgo de que los ingresos municipales derivados del cobro de estacionamientos dejen de percibirse debido a esta movilización, toda vez que existe un acuerdo contractual que ECM debe cumplir.

“El concesionario debe cumplir las obligaciones de su contrato y aquí no hay ninguna pérdida para la Municipalidad de Los Ángeles. Él tiene que resguardar el ingreso, hay aquí vehículos que han sido estacionados en la calle, que él no haya tenido la capacidad de cobrar no es un tema nuestro, la municipalidad no ha hecho nada para que no se cumpla el contrato en este momento y, por lo tanto, la responsabilidad es de la empresa, de poder entregar el servicio de concesión”, sostuvo.

Ángel Beltrán, presidente del sindicato que reúne a estos trabajadores, valoró la voluntad del alcalde de Los Ángeles de interceder en este problema, y criticó a la gerencia de ECM ya que, según su planteamiento, ésta no ha tenido la disposición para negociar con ellos directamente.

“Siempre ha sido por intermediarios, el jefe de sucursal o en último momento fue el jefe zonal Zona Sur de la empresa, pero lamentablemente no se consiguió nada”, indicó.

Finalmente, el alcalde de Los Ángeles insistió en que la apertura al diálogo por parte del empleador frente a este tipo de temas es fundamental para evitar situaciones como la paralización hoy en marcha.