Enviar un ingeniero de la división Técnica del ministerio de Vivienda y Urbanismo, fue el principal compromiso que sostuvo la Ministra de la cartera con el alcalde Esteban Krause y las 330 familias de la Villa San Luis de Los Ángeles, quienes han tenido innumerables problemas con sus viviendas, entregadas recién en el 2012.

Hasta el propio Ministerio en Santiago llegaron algunos representantes de la comunidad afectada en compañía del alcalde Krause y el diputado Roberto Poblete, para dar a conocer con fotos incluidas el drama que han vivido con problemas de filtración y humedad que en su mayoría están teniendo en sus propios hogares, los cuales fueron entregados a familia afectadas por el terremoto del 27 de febrero del 2010.

Según se consignó, el problema al parecer sería el mal diseño de los departamentos junto a la mala calidad de los elementos utilizados, evidencia que podrá ser detallada cuando la Ministra haga envío de un ingeniero de la División Técnica, quien reportará personalmente los problemas que tienen las familias de la Villa San Luis para poder vivir en tranquilidad.

“Se trata de algo gravísimo dado que son de viviendas para damnificados por el terremoto y ya tienen problemas de filtración y funcionamientos de los espacios públicos por lo que como Ministerio se nos plantea el desafío de investigar lo sucedido” indicó Paulina Saball.

Asimismo, agregó que una vez investigado los hechos, el Ministerio de Vivienda a través del Serviu de Bío Bío hará todas las acciones posibles para reparar lo que está funcionando mal y a la vez “realizaremos una investigación para buscar a las personas que tengan algún grado de responsabilidad en este tema”.

El alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause Salazar, junto al diputado Poblete por su parte aportaron al relato de cada uno de los integrantes de los Comité que asistió a esta relevante reunión, indicando que “no se puede jugar con el sueño de una familia ni mucho menos con la salud de los niños” aludiendo a las múltiples enfermedades que ha provocado y la negligencia del anterior gobierno de no haber dado soluciones a tiempo a los afectados.